Cómo iniciar una franquicia de café en 12 sencillos pasos

¿Quieres abrir tu propia franquicia de café y no sabes por dónde empezar? A continuación, te presentamos 8 sencillos y básicos pasos para abrir una cafetería:

  • Escribe tanto tu plan de negocio como de marketing

Ambos planes son esenciales para cualquier tipo de negocio, pues son los encargados de dirigir nuestras acciones tanto en la operación de la franquicia como en la comercialización del mismo

  • Sigue todas las normas al pie de la letra

Antes de inaugurar tu franquicia de café, asegúrate de tener todo el papeleo legal en perfecto orden. Aquí se incluyen los permisos, las licencias y los seguros tanto a nivel municipal, como estatal y federal.

  • Asegura la financiación del negocio

Esto debiera estar incluido en el plan de negocio, pero bien vale la pena hacer énfasis en este “pequeño” detalle. Determina claramente y por escrito la cantidad de capital económico que tu franquicia requiere no sólo para iniciar, sino para mantenerse a flote. Intenta contactar inversores o préstamos si es que no tienes el dinero suficiente y deseas comenzar y, siempre teniendo en mente cómo y cuándo es que pagaras tus deudas.

  • Consigue todo el equipo necesario

Mesas, sillas, máquinas para hacer café, terminal para aceptar pagos con tarjetas de crédito y débito, en fin, cerciórate de tener absolutamente todo lo que necesitas para que tu negocio esté funcionando, y si algo falta, consíguelo antes de inaugurar el lugar.

  • Busca a los mejores proveedores y distribuidores

busca-a-los-mejores-proveedores-y-distribuidoresDate a la labor de investigar muy bien las diferentes opciones de proveedores y distribuidores que hay en el mercado. Qué productos ofrecen, cuál es su costo, qué garantías ofrecen, en fin, todos los pormenores.

  • Promociona tu franquicia de café

Es bastante arriesgado pensar en que los clientes “caerán del cielo”. Sal e inicia a correr la voz para hacerte notar como una nueva opción. Utilizar las redes sociales y el boca en boca son dos grandes ideas para comenzar a promocionarte sin tener que gastar demasiado en un primer momento.

  • Contrata y capacita al personal

Todas y cada una de las personas que trabajan en tu negocio son la verdadera cara de éste. Asegúrate que no sólo estén capacitados para realizar su trabajo, sino también para atender a las personas de manera apropiada y así ofrecer a los clientes la experiencia que tienes en mente.

  • Inicia el negocio cuando estés listo

Así falte “solamente un detalle” y quieras comenzar ya, lo mejor es que no lo hagas. El negocio sólo debe comenzar a operar hasta que absolutamente todo está listo. Debes estar preparado para cualquier obstáculo que se presente, contando de antemano con medidas para solucionar cada inconveniente.